Qué pueden hacer las empresas por el Día de la Tierra

El 22 de abril se celebra el Día de la Tierra, un evento que busca generar conciencia sobre el impacto que nuestras acciones cotidianas tienen sobre el planeta, y que también insta al gobierno y las empresas a hacerse responsables de sus acciones e implementar iniciativas que combatan el calentamiento global y protejan la biodiversidad.

La primera vez que se tuvo la idea de crear esta celebración fue en 1969, durante una conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en San Francisco. El activista John McConnell propuso que se festejara un día en honor a la Tierra y la paz; sin embargo, no fue hasta 1970 que el entonces senador de Wisconsin, Gaylord Nelson, fundó lo que desde ese momento se conoce como el Día de la Tierra.

Este 22 de abril miles de organizaciones y millones de personas se movilizarán en el planeta por el medio ambiente. Además de concientizar sobre la preservación de la biodiversidad es una oportunidad para pensar como paliar la superpoblación, la contaminación y hacer un uso responsable de los recursos naturales. Para ello todos los años las Naciones Unidas difunde un lema y en numerosos países se realizan actividades de concienciación como conferencias, plantación de árboles, caminatas y actividades relacionadas con la ecología.

El lema 2018 es Terminar con la contaminación de los plásticos (End Plastic Pollution), a continuación resumimos 6 datos asombrosos sobre esta temática presentados por la iniciativa mundial Earth Day Network

 
#1 Se han producido 8.3 MIL MILLONES de toneladas de plástico desde que se introdujo el plástico en la década de 1950. La cantidad de plástico producido en un año es aproximadamente el mismo que el peso total de la humanidad.
#2 Prácticamente cada pieza de plástico que se haya fabricado todavía existe en alguna forma o forma (con la excepción de la pequeña cantidad que se ha incinerado)
#3 El 91% de los desechos de plástico no se recicla. Y dado que la mayoría de los plásticos no se biodegradan en ningún sentido significativo, todo ese desperdicio de plástico podría existir durante cientos o incluso miles de años.
#4 Casi dos millones de bolsas de plástico de un solo uso se distribuyen en todo el mundo cada minuto
#5 Se compran UN MILLÓN de botellas de plástico CADA MINUTO en todo el mundo, y ese número superará la mitad de TRILLONES para el año 2021. Menos de la mitad de esas botellas terminan siendo recicladas
#6 Hay más microplásticos en el océano que estrellas en la Vía Láctea


3 prácticas responsables para el Día de la Tierra

Algunas alternativas que las empresas pueden implementar para adoptar un compromiso responsable con la preservación de nuestro planeta son:

1. Reutilización y reciclaje

Entre las causas de contaminación medioambiental se encuentra la generación desmedida de basura, ya que los desechos mal gestionados dañan el agua, el suelo y el aire (dependiendo del tipo de residuos que sean).

En vuestras empresas pueden implementar un programa de reutilización y reciclaje para disminuir la cantidad de desechos tanto de las actividades cotidianas en la oficina, como de las operaciones del negocio. Si la empresa utiliza sustancias químicas o que presenten un riesgo sanitario, es crucial aprender a gestionar estos residuos con cuidado y evitar que se ocasionen accidentes.

2. Campañas de reforestación

Ya sea mediante programas de voluntariado con otras organizaciones o creando campañas propias, un trabajo de reforestación es una respuesta efectiva para contrarrestar los efectos del cambio climático, ya que contribuye a mitigar las emisiones de CO2 y rescatar zonas naturales en peligro.

Si el negocio de la compañía depende en gran parte de los recursos forestales, una campaña de esta clase impactará positivamente al planeta y a las operaciones empresariales.

3. Conservación de la biodiversidad

Preservar los bosques es importante no solo para cuidar y gestionar mejor los recursos naturales, sino para proteger a las especies animales y vegetales que viven en ese hábitat y que contribuyen al equilibrio ambiental.

Concientizar sobre el peligro de extinción en el cual se encuentran muchas especies, unirse a programas de conservación o facilitar de alguna manera –con tiempo, dinero o recursos– las actividades de organizaciones no gubernamentales (ONGs) dedicadas a la defensa y protección de la vida silvestre, son buenas opciones de prácticas responsables.

 

Fuentes: expoknews.com,  earthday.org

 

Leave A Comment